• Español
  • English
  • Deutsch
  • Français

La OMC prevé que el comercio mundial siga aumentando al final de 2017; pero la gran incertidumbre sobre la evolución política-económica a corto plazo se traduce en un cierto riesgo en el pronóstico, situando el crecimiento en un rango de 1,8% a 3,6%. Mientras que para el 2018, la OMC realiza un diagnóstico de crecimiento del comercio en el rango entre el 2,1% y el 4%.

 

La dirección impredecible de la economía mundial a corto plazo y la falta de claridad sobre las decisiones que los gobiernos tomarán sobre las políticas monetarias, presupuestarias y comerciales, aumentan el riesgo de que la actividad comercial se frene. Un aumento de la inflación que conlleve tasas de interés más elevadas, políticas fiscales más estrictas y la imposición de medidas para restringir el comercio, podría impedir un aumento del crecimiento del comercio durante los dos próximos años.

El limitado crecimiento del comercio internacional en los últimos años refleja en gran medida la continua debilidad de la economía mundial. El comercio puede fortalecer el crecimiento mundial si el flujo de mercancías y la prestación de servicios transfronterizos están ausentes de restricciones. Sin embargo, si las autoridades tratan de hacer frente a las pérdidas de empleo en su país imponiendo restricciones severas a las importaciones, el comercio no puede ayudar a estimular el crecimiento y puede incluso frenar la recuperación.

Aunque el comercio cause trastornos económicos en algunas comunidades, sus efectos negativos no se deben exagerar, ni se deben enmascarar sus beneficios en términos de crecimiento, desarrollo y creación de empleo. El comercio deber considerarse como parte de la solución a las dificultades económicas, no como parte del problema. De hecho, la innovación, la automatización y las nuevas tecnologías se encuentran en el origen de un 80% de las pérdidas de puestos de trabajo en el sector manufacturero. Sin embargo, nadie duda del hecho de que los avances tecnológicos benefician a la mayoría de la gente en la mayor parte de los casos.

La respuesta consiste, por tanto, en buscar políticas para beneficiarse del comercio al tiempo que se aplican soluciones al problema del desempleo; abarcando la educación, la formación y los programas sociales para ayudar a los trabajadores a prepararse para estar listos para competir por los futuros puestos de trabajo.

La previsión de la OMC más prometedora para el año 2018 se basa en algunas hipótesis y existe un riesgo significativo de que la expansión sea inferior respecto de estas estimaciones. Para lograr las tasas de crecimiento citadas, se espera que gran parte del crecimiento del PIB global alcance los niveles proyectados de 2,7% este año y 2,8% el próximo año. Ese crecimiento arrojaría una mejora significativa sobre la tasa de crecimiento del PIB del 2,3% registrado en 2016. Esta reanudación del comercio mundial se basa en dicho crecimiento esperado del PIB del mundo real, considerando la hipótesis de que las economías desarrolladas mantienen políticas monetarias y presupuestarias expansivas a nivel mundial y que las economías en desarrollo continúan recuperándose después de sus recientes desaceleraciones.

Asi, aunque el crecimiento económico global se desequilibro desde la crisis financiera, por primera vez en varios años, todas las regiones del mundo deben registrar simultáneamente un cambio de tendencia en 2018. Esto podría fortalecer el crecimiento y dar un impulso adicional al comercio.

Sin embargo un incremento imprevisto de la inflación podría obligar a los bancos centrales a endurecer las políticas monetarias más rápidamente de lo que les gustaría, lo que debilitaría el crecimiento económico y el comercio a corto plazo.

 

  • Perspectivas comerciales en 2018:

Los indicadores avanzados del crecimiento real del comercio están aumentando en los últimos meses de 2017, lo que sugiere que el comercio se está fortaleciendo. El tráfico de contenedores en los puertos principales se restablece tras las caídas de 2015-2016, alcanzando un nivel récord, con un crecimiento anual de 5,2%. En febrero de 2017, el índice clave de las órdenes globales de exportación, también alcanzó su nivel más alto en varios años.

Con un floreciente mercado y las perspectivas citadas del comercio mundial, Comerciando Global le guiará hacia el objetivo de internacionalizarse en el país adecuado, sobre cómo establecer su presencia allí, cómo adaptar su oferta y la comercialización de la misma para que la iniciativa sea exitosa, así como  sobre qué de organización de marketing debe poner en práctica para que la coordinación sea lo más simple y fluida posible.